28 de julio de 2014

3 apartados que debes conocer antes de ir de shopping...

En primer lugar, fíjate bien, cada prenda ha de ir perfectamente identificada por estos datos:
-Datos de la empresa fabricante con número identificativo, referencial o de registro.
-Composición del tejido principal (Shell fabric) y del forro (linning) si lo lleva. 
-Origen de fabricación de la prenda.
-Consejos de cuidado de la prenda, anagramas que especifican cómo y con qué puede lavarse, secarse y plancharse.

¿Sabéis qué derechos tenéis cuando adquirís una prenda de ropa? ¿Qué hay que tener en cuenta si te pruebas trajes de baño o ropa interior? ¿Qué debemos hacer antes de usar lo que hemos comprado?

1. DERECHOS
La primera vez que lavas el pantalón pierde el color, lavas ese niki que ya sólo le servirá a tu sobrina de 8 años, se rompe la cremallera el 2 día que te pones la falda... ¿Te suena?

Seguro que alguna vez te has planteado alguna de estas cuestiones:
*¿También en textil y calzado tenemos la garantía de dos años como en un electrodoméstico? *¿Afecta igual a una prenda de Lefties que a una de Adolfo Dominguez?
*¿Cuándo y sobre qué exigir reparación o sustitución? y si he perdido el tiket,*¿Pierdo también los derechos para la reclamación?

*La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios de 2007 establece que el vendedor responde de las faltas de conformidad que se manifiesten en un plazo de dos años desde la entrega sin diferenciar plazos atendiendo a la naturaleza del producto. A excepción de productos de segunda mano, en los cuáles se acordará un plazo de garantía de un año. En cualquier caso, aclaro que textil y calzado no forman parte de aquellos productos de naturaleza duradera, a la que sí pertenecen electrodomésticos, aparatos informáticos, muebles, vehículos... Implica complejidad a la hora de demostrar si la falta es desde el comienzo o es acusado por el uso de la misma. 

*Afecta igual con respecto a la responsabilidad del vendedor, sin embargo, la calidad y precio son factores importantes a la hora de lo que se puede esperar. También el prestigio de la marca está en juego. Los periodos de rebajas no eximen de la obligación de cumplimiento con la ley.

*Existe un protocolo de plazos. Aunque el vendedor debe responder de las faltas de disconformidad en un plazo de dos años, si el defecto de la prenda está claro desde el primer momento, mejor comunicarlo antes de los primeros 6 meses desde de la fecha de compra. Y serán motivos de reclamación en casi todos los casos. Sobre todo aquellos que claramente dispongan de mala confección, costuras descosidas o tejidos desgarrados o la calidad de los materiales como suelas despegadas o con un apreciable desgaste en un tiempo prematuro.

*Si has extraviado el tiket, factura o albarán de compra pero hiciste el pago mediante tarjeta o transferencia, no hay problema. otra cosa sería no poder justificar la compra de ninguna manera. Y en cualquier caso, si no obtienes una solución dirigiéndote directamente a la tienda, mejor hacerlo por escrito y a la Unión de Consumidores, FACUA o similar.

2. PROTECCIÓN
En la ropa interior y trajes de baño, a menudo se incluyen unos adhesivos transparentes con forma de "salvaslip". El supuesto motivo es el de mantener la higiene. Muy lejos su propósito, lo que mantiene es una multitud de bacterias, por tanto y, aunque parezca una obviedad, NUNCA te pruebes nada sin tu ropa interior debajo que al menos sirva de un leve primer filtro protector.

3. PREVENCIÓN
Y hablando de nunca, NUNCA uses nada nuevo que no haya pasado antes por la lavadora. Y a ser posible, que pase también por la plancha, quien se encargará de eliminar las bacterias restantes con las altas temperaturas y el vapor. Piensa que algunas prendas, viajan desde países en los que la confección se he producido en lugares y máquinas en condiciones de escasa salubridad. La limpieza en seco para mí no es una opción, si dudas de cómo limpiarlo, no te arriesgues y llévalo a la tintorería.
Falda de Fornarina y camiseta de Primark

Sea de Fornarina o de Primark y valga 70€ o 2,50€, todos los productos disponen por ley de una garantía mínima.

Con esta conclusión me despido, hasta la Moda. Patty.