1 de agosto de 2014

"Lo encontré en el atardecer"

Mi amigo, profe, director, actor... y un sinfín de cosas más: Javier Llanos de "Taptc?Teatro", me dio una pista maravillosa para confirmar qué tonalidades tienen sentido unirse. En otras palabras, qué colores pegan entre sí. 
Me dijo algo como: ..."Todos aquellos colores que ves unidos en la naturaleza, también pueden aliarse en tu armario". 
Sin ir más lejos, he querido comprobarlo con un momento tan lindo como este que además reúne los colores de mi reto.
Y voilá, este atardecer lo protagonizan: amarillo (Pantone 605 U) y rosa (2385 U).


Ante mezclas tan atrevidas como estas, me gusta incluir algún neutro que suavice los tonos principales. 


Éste es un look totalmente de rebajas. Lo compré para asistir a una entrevista-casting que tuve en Madrid hace un mes. Se trataba de algo diferente, así que buscaba algo con lo que sentirme identificada: colores vivos, frescos y divertidos, líneas clásicas, texturas de actualidad... Sin dejar de ser sofisticado. El volante le da un toque desenfadado y sureño. 
Con el calzado, lo que tenía claro es que quería este color, y estos fueron los únicos que encontré, único par de mi número y a un precio de risa. 
Habría preferido las sandalias de otro material y con el tacón algo más bajo para poder usarlos en cualquier momento, pero como digo, fueron mi única opción. ¿Os pasa eso de buscar lo que no hay en las tiendas?


No puedo evitarlo. Siempre encuentro otra alternativa para los botones. No me gustan los nacarados, cierto es que son los que determinan la calidad de una prenda, pero me parecen demasiado clásicos, así que prefiero forrarlos o intercambiarlos por otros con metales incrustados o cualquier otra aplicación fantasía. 
Aunque en este outfit no se ve la cinturilla del pantalón, no me lo he pensado dos veces. ¿Os gusta el cambio?

Bueno, hasta aquí el post de hoy, espero que el "truquillo" de mi profe "Javi" os sirva para sentiros más seguras con vuestras mezclas más atrevidas.

Nos vemos muy prontito aquí, en vuestra casa... ¡Hasta la Moda!